3 opciones convencionales para el tratamiento de las Hemorroides

altSi sufres de hemorroides crónicas, probablemente ya hayas tenido información sobre los tratamientos convencionales que existen para enfrentar este problema. Por consiguiente, es totalmente comprensible ver como algunos tipos de tratamientos convencionales pueden ser de bastante ayuda para las personas con casos severos de hemorroides.

De hecho, debido a que estos tratamientos se centran en los síntomas en lugar de curar el problema, lo mejor que pueden hacer es proporcionar un poco de alivio y un leve respiro para este padecimiento. Sin embargo, se dice que a veces, que un poco de alivio y un leve respiro es algo que siempre hay que agradecer.

Entre aquellos que sufren de los peores casos de hemorroides crónicas y severas, todos comparten una cosa en común: las hemorroides que sufren son realmente debilitantes en términos de dolor y malestar. Algunos son incluso incapaces de llevar estilos de vida normales, debido a que los síntomas son simplemente demasiado graves y dolorosos. ¿En estos casos, no crees que incluso el más mínimo alivio sería un regalo de Dios?

Por ello, sería prudente no descartar el tratamiento sintomático convencional y común. Después de todo, nunca se sabe cuando podría necesitar ese alivio del dolor para los momentos mas complicados. Sinceramente, las opciones de tratamiento sintomático son diversas y variadas, a continuación te presento las 3 más importantes:

1. Remedios Tópicos

En general los tratamientos tópicos pueden venir en tres variedades principales, que son geles, cremas y ungüentos. Como tratamientos de las hemorroides, estas últimas dos son más populares, y principalmente se centran en reducir la irritación e inflamación o para proteger y prevenir la irritación y lesiones ocasionadas por las hemorroides. Algunas incluso hacen ambas cosas. Asegúrate de saber exactamente qué tipo de tratamiento tópico necesitas y luego encuentra uno que se adapte a tus síntomas. La solución Venapro cuenta con un spray y pastillas que actúan conjuntamente y te pueden ser de complemento y de mucha utilidad.

2. Supositorios

Una palabra de ADVERTENCIA en primer lugar: si utilizas supositorios de manera constantemente con el tiempo, pueden causarte daño o efectos secundarios. Dicho esto, el uso ocasional de supositorios para el alivio rápido del dolor y para la lubricación puede ayudarte mucho. Se usan principalmente para que puedas ir al baño sin tener que sufrir intensamente al hacerlo. Existen diferentes variedades de supositorios que tienen efectos diferentes. En estos casos es mejor preguntar a un médico profesional para que te pueda recomendar un tipo específico de supositorio para tu uso.

3. Agentes Anestésicos

Algunos tratamientos realmente toman la forma de agentes anestésicos que funcionan un poco como un anestésico local que insensibiliza realmente toda la zona en cuestión para que no se sientas demasiado dolor. Normalmente, esto se toma sólo si el dolor es realmente fuerte. Se podría utilizar en casos complicados y es conveniente que pueda ser recetado por un especialista.

Basado en lo que sabes ahora, verás que hay un número de opciones de tratamiento convencionales que te pueden ayudar inmensamente a combatir las hemorroides. ¡Asegúrate de tomar ventaja de ellos!

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad